jueves, 21 de febrero de 2019

Un modelo económico de ajuste que no cierra sin represión


Desde FERCOA repudiamos enérgicamente una expresión más de violencia del Gobierno
nacional a través de sus fuerzas represivas en contra del legítimo derecho del pueblo
a manifestarse para hacer oír sus reclamos.

Vemos que estos actos represivos se repiten una vez más en pocos días contra el pueblo
y sus trabajadorxs organizadxs.

Las fuerzas represivas son el último instrumento de los ajuste de los gobiernos neoliberales  
de lxs trabajadorxs que se manifiestan en defensa de sus derechos.

Esto pasa cuando se agotan las instancias  de contención de una lógica natural que
deberían ser las políticas públicas con impacto en lo social.

Está claro que esto no está ocurriendo, por eso los índices tan altos de desocupación y
la pérdida del poder adquisitivo, el proceso de endeudamiento, y la instancia que queda
es la represión.

Esto quedó demostrado con el “Verdurazo” de los compañeros de la Unión de Trabajadorxs
de la Tierra (UTT), y ayer con el “Cuadernazo” y los compañerxs de la cooperativa
MadyGraf que cuando se manifiestan reclamando un derecho adquirido reciben palos.

A esto se suma la represión a los trabajadores de prensa que cubrían la manifestación,
los fotógrafos Bernardino Ávila (Página 12), Juan Pablo Barrientos (Revista Cítrica),
quienes fueron detenidos junto a otras dos personas, un fotógrafo freelance y
uno de los trabajadores de MadyGraf .

Bernardino Ávila fue identificado en la manifestación tras retratar de la manera más cruda
la represión a lxs trabajadorxs de UTT.

Manifestarse es un derecho, reprimir es un delito!